domingo, 23 de octubre de 2016

En Memoria de Sir Sigmund Sternberg

Numerosos obituarios publicados esta semana han descrito las muchas actividades en las que Sir Sigmund participó y las posiciones de liderazgo que mantuvo en la comunidad judía de Gran Bretaña y en todo el mundo. Sus contribuciones en el campo de las relaciones interreligiosas y la filantropía han sido merecidamente elogiadas.
Me gustaría compartir algunos recuerdos personales de los muchos contactos con "Sigi", como sus amigos lo llamaban.
Sigmund Sternberg nació en Budapest y escapó de la abominación de la Shoah, emigrando a Londres en 1939. Allí se convirtió en un exitoso hombre de negocios. Pero alertado por las experiencias de sus años de juveniles en Hungría, comenzó a utilizar su fortuna para mejorar las relaciones entre Judíos y Cristianos. A fines de 1970 se involucró con el Consejo Internacional de Cristianos y Judíos, muy probablemente a través de sus buenas relaciones con su fiel colaboradora en el camino del diálogo  interreligioso, Ruth Weyl, ZL -de bendita memoria-, que estaba totalmente involucrada en el trabajo del ICCJ.
En 1979 Sigi fue nombrado  Presidente del Comité Ejecutivo del ICCJ y su beneficencia jugó un papel decisivo en dar estabilidad fiscal a la institución. Por otra parte, su papel de líder en el ICCJ  le ayudó en sus actividades diplomáticas y políticas en nombre de la comunidad judía.

Después de una importante reestructuración del ICCJ , en 1998, Sigi se convirtió en  “patron oficial del ICCJ”. 

En la Reunión Anual en 1998,  decidió admitir a las tres religiones monoteístas, creándose el Forum de las mismas, que tuvo su primer sede en  Londres.  

El visionario Sir Sigmund había insistido en abrir el horizonte de lo judeocristiano en  encuentros trilaterales y participó de manera significativa cuando el ICCJ decidió establecer su rama trilateral, el Foro Internacional Abrahámico. Estaba convencido  que las relaciones entre judíos y cristianos y las relaciones entre judíos y cristianos y musulmanes - merecen la misma relevancia hoy en día, en nuestra sociedad.
Durante la reunión en Londres del Comité Ejecutivo del ICCJ, a principios de la primavera de 2013, visitamos  a Sigi en su casa. Su amada  esposa, Hazel, que iba a fallecer al año siguiente, también estuvo presente. En esa oportunidad, la Presidente del ICCJ, Debbie Weissman , le entregó  en nombre de todos un regalo,  como muestra de nuestro agradecimiento por su compromiso de por vida con el diálogo interreligioso.


Pienso en Sigi  a menudo, cuando veo en mi estantería la biografía de Emma Klein, “El Caballero con muchos sombreros” . En la portada se lee: "Con gratitud por su amistad y apoyo." -. Sir Sigmund Sternberg .

Sea su nombre una bendición. Que la luz perpetua brille sobre él.

viernes, 7 de octubre de 2016

Reflexión de Shabat





Rabina Graciela Grynberg

Cuenta la historia que había un judío piadoso que, todos los años, para Iom Kipur, hacía su vidui (confesión)
y se debatía preguntándose por qué no había sido capaz de comportarse lo suficientemente bien durante el año.

Finalmente, decidido a mejorar definitivamente, encaró un ambicioso proyecto: evitar cometer cualquier desliz
y completar el año en tal estado de pureza que resultase innecesario confesarse. Se trataba de un desafío mayúsculo:
cometer un jeth es, como la palabra lo indica (jeth: error), tan fácil como errar al disparar una flecha: ¡el blanco es tan pequeño!

Temeroso de cometer alguna injusticia en su trabajo, lo dejó y vivió austeramente de sus ahorros. Para asegurarse que no dañaría
inadvertidamente a ningún ser vivo, por pequeño e invisible que fuere, se recluyó en su casa. Deseoso de evitar cualquier falta hacia
sus semejantes, evitó el contacto con otras personas –salvo el imprescindible durante los rezos, en los que era acompañado por nueve
amigos que completaban su minián. Redujo al mínimo su comida y bebida, y sostuvo durante doce meses un estado de retiro casi absoluto.

Cuando llegó el siguiente Iom Kipur, comprobó con satisfacción que había logrado cumplir su propósito, y que nada ni nadie había sido capaz
de distraerlo de su plan. A la hora del vidui, cerró su majzor y se dispuso a escuchar las confesiones de los demás con la tranquilidad de quien
tiene su conciencia libre de toda culpa.

En lugar del coro de “Ashamnu, bagadnu…”, escuchó otra voz que le decía:
“Deberías redoblar tus confesiones”.
“¿Acaso no he evitado todo mal?” se preguntó sorprendido, “¿en qué pude haber errado?”.
“No erraste con ninguna de tus flechas porque te negaste a lanzarlas. Cometiste, así, el peor de los pecados al evitar el desafío de vivir”.

Un nuevo año ha comenzado. Tal vez nos hemos equivocado y si lo hicimos, es porque hemos aceptado el desafío de vivir.
No somos perfectos, pero intentemos a partir de hoy, trabajar por ser mejores seres humanos.

Shabat Shalom, Tzom Kal vegmar jatima Tova!!! שבת שלום

Rabina Graciela de Grynberg

lunes, 3 de octubre de 2016

SHANA TOVA!!!!!!!!!!!!!!! Que D´s bendiga vuestras/ nuestras casas y vuestras/nuestras familias y la Paz llegue a todos los confines de la Tierra.





Feliz 5777 para todos!!!!!!!!!!

CONFRATERNIDAD ARGENTINA JUDEO CRISTIANA


Rosh Hashaná: Retornando a nuestro camino del bien

LIc. Daniel Levín

En el advenimiento de la celebración de los llamados “Iamim Noraim”, los Días de constricción y elevación espiritual, nos volvemos a encontrar con un tiempo de introspección, sinceramiento y espiritualidad.

Los “Iamim Noraim” los componen Rosh Hashaná (comienzo del año) así como Iom Kipur (Día del perdón/arrepentimiento). Hay diez días entre ambas fechas. En hebreo se denominan “Aseret Iemei Teshuvá”, los diez días de arrepentimiento.

La palabra central es “Teshuvá”, que significa “retorno” así como “respuesta”.
La Teshuvá es la posibilidad que todo ser humano tiene para hacer una introspección, un autobalance de sus actos (buenos, erróneos o por omisión) relanzándose a un camino más comprometido.

Siguiendo al Rambam –Maimónides- él nos enseña que hay por lo menos cuatro momentos dentro de la Teshuvá, y estos son:
  1. Reconocimiento del error
  2. Arrepentirnos sinceramente
  3. Hacernos cargo de los daños cometidos
  4. En una próxima situación no volver a cometer el mismo error.
 La cerebración de Rosh Hashaná contiene otros nombres:
“Iom Hazicarón”, el día de recuerdo de nuestros actos que nos lleva al concepto de “Jeshvón hanéfesh”, el balance del alma.
“Iom Truá”, el día del toque del Shofar, el cual nos convoca acercarnos y sensibilizarnos para estos días solemnes.
“Iom HaDín”, el día del Juicio, donde se lleva a cabo un examen de conciencia individual y colectivo. Suele decirse que el Creador revisa los actos de cada ser humano e invita a que puedan ser modificados y renovados para el bien.

Tanto en la Torá como luego en nuestro libro de plegarias (Majzor) figuran tres formas de denominar las transgresiones cometidas:
“Jet”, que se lo traduce como aquellos errores cometidos involuntariamente (Algunos lo traducen como “pecado”)
“Pesha”, que es la transgresión hecha con intención y conciencia, premeditada, planificada o con deseos de llevarla a cabo aunque nuestra razón diga que no.
“Avón”, la iniquidad, la maldad que tiende al daño de manera indiscriminada, sin tener presente las consecuencias futuras.

Desde la Guematria (estudio de las Fuentes a través de sus letras y números), la palabra Jet suma el número 18, al igual que la palabra “vida”, Jaim, por lo cual nos enseña que los errores que son involuntarios son parte de la vida de todo ser humano, y que uno debe tomar conciencia de ello para no cometerlos nuevamente.

Algunas frases para reflexionar en estos días
“De todas las transgresiones inferidas contra Ds serán perdonados en el Día del Perdón; (en cambio) los que fueron contra el prójimo no serán perdonados hasta que no lo consiente el prójimo” (Tratado de Iomá 8:9, Talmud Babilónico)

La Teshuvá empieza por uno mismo, sigue con el prójimo, luego con los que nos rodean, y por último, con Ds. El hombre no tiene quién decida por él, ni quién fije su destino; ya que todos sus actos están en sus manos, y conforme a sus actos, es juzgado. Rambam (Maimónides)

En definitiva, el concepto de teshuvá nos enseña que no estamos en una senda sin retorno. Tampoco implica cerrar el libro de nuestro pasado y dejarlo en el olvido.
Sino que nos invita enfrentar ese pasado y renovar nuestro compromiso sincero para com nuestra vida, la de nuestros semejantes y para com el Creador. Es imposible deshacer lo hecho y vivido, pero el arrepentimiento admite la posibilidad de cambiar su significado en el presente y en el futuro. (Elaboración a partir de la enseñanzas del Rab.Steinsatz). 

Como solemos desearnos en estos días: Shaná tová ugmar jatimá tová. Que tengamos todos juntos un buen comienzo de este año 5777 y que seamos inscriptos y rubricados en el Libro de la Vida.



sábado, 1 de octubre de 2016

SHIMON PERES, Z”L - 1923-2016




La mundo llora la partida de una de las figuras más grandes de la humanidad, que trabajó intensamente por el DIALOGO Y LA PAZ. Que desde la Eternidad sea Faro de Luz para todas las Naciones del Mundo e ilumine con su recuerdo a cada uno de los hombres convirtiéndose en fuente inspiradora de inagotable sensatez, cordura, obra y caminos que nos conduzcan a la PAZ que el universo reclama y las personas todas piden desde lo más profundo de sus entrañas! Que su  memoria sea bendita

Martha de Antueno

Presidente -CAJC-

“El fallecimiento de Shimon Peres Z”L, ex Presidente de Israel, Primer Ministro, Canciller y Ministro de Seguridad -entre otros tantos puestos jerárquicos-, ensombrece el de por sí penoso panorama para el Medio Oriente.

Peres será velado en la Kneset -Parlamento israelí- y enterrado el próximo viernes en el Monte Herzl, junto a los líderes de Israel.
Para esos momentos se prevé la presencia de líderes mundiales en Jerusalem.

Peres falleció a los 93 años, siendo un ícono de la Israel amante de la paz, el diálogo con los palestinos y las negociaciones de paz.
Este coloso de la etapa fundadora de Israel representaba a una Israel progresista, socialdemócrata y liberal. Su visión estaba puesta en el futuro, y en especial en la alta tecnología e innovaciones científicas, tal como lo expresado en su discurso en la Universidad Hebrea de Jerusalem. Peres fue una personalidad multifacética; por un lado dedicó su vida adulta a la seguridad del Estado de Israel junto a David Ben Gurión Z”L, y luego a los Acuerdos de Oslo junto a Itzjak Rabin Z”L. lo que les valió el Premio Nobel de la Paz. A los 93 años, parecía una figura eterna e inmortal.
Quedan en nuestra memoria su legado de paz, institucionalizado a través del Centro Peres por la Paz, y su visión progresista sobre el Medio Oriente e Israel.

Yehí Zijró Baruj, que su bendita memoria nos guíe y acompañe en el futuro.


Párrafos extraídos del mensaje del
Dr. Yosi Goldstein
Campus Virtual UHJ-BB

NUESTRO PESAR POR EL FALLECIMIENTO DE SIMON PERES “ZL”



Con profundo sentimiento deseamos honrar el recuerdo eterno de un Grande de la historia de la humanidad. Shimón Peres, figura vital en sus 93 años transcurridos, fue un hacedor de la Paz con su sapienza, su temple y convicción en aras de construir un camino que realza la vida humana.
Aún en sus últimos tiempos demostró a los pueblos la fundamental importancia de abrirse en diálogo sincero y pleno, manteniendo en alto los valores supremos de la vida. Nos deja un legado: Seguir siendo socios para construir y fortalecer los lazos entre los pueblos y buscar permanentemente una paz duradera.
Que su recuerdo sea Bendición.

Eduardo Daniel Levín
Vice Presidente y COMISIÓN DIRECTIVA

Secciones de su vasto recorrido de vida en: